Usos de los árboles

¿Qué servicios nos dan los árboles? Quizás, mejor que servicios (los árboles no están al servicio de nadie), sería mejor preguntarnos qué beneficios y que usos hemos recibido de ellos. En otra entrada ya nos centraremos en los beneficios que recibimos de los árboles, pero en el presente artículo pretendo hacer una relación de los principales usos que hemos hecho, a lo largo de nuestra historia, de los árboles. Sin ellos, la especie humana no habría evolucionado tecnológicamente como lo hemos hecho. De hecho, podemos asegurar, que ni tan solo sobreviríamos como especie.
 
USOS DE LOS ÁRBOLES
 
BIOMASA. La biomasa es la materia orgánica utilizable como fuente de energía como por ejemplo en las estufas, calderas o simplemente haciendo un fuego en el suelo. Los árboles nos suministran biomasa a través de la leña, piñas, restos de poda, carbón vegetal, pellets (cápsula de serrín comprimido), briquetas, etc.
 
Leña de haya.
 
CARBÓN MINERAL. El carbón mineral es una roca sedimentaria muy rica en carbono utilizada como combustible fósil. La mayoría del carbón explotado se formó a partir de los vegetales, principalmente grandes árboles, los cuales crecieron durante los períodos Carbonífero (hace 359 a 299 millones de años) y Cretácico (hace 145 a 66 millones de años).

 

Bosque en el Carbonífero. Fuente: Wikipedia.
 
ALIMENTO PARA LOS HUMANOS. Son innumerables los árboles utilizados como fuente de alimentación humana. Principalmente han sido los frutos el principal órgano arbóreo del que nos hemos aprovechado: manzanas, peras, melocotones, naranjas, piñones, etc. No obstante, también hemos utilizado otras partes del árbol. Por ejemplo, muchas poblaciones ancestrales han consumido recurrentemente raíces, hojas y brotes tiernos de árboles. En el caso del palmito (Chamaerops humilis), es conocido el aprovechamiento del interior de su tronco más tierno, la médula, del cual se extrae un delicioso alimento que se consume fresco o en conserva. En América del Norte es conocido el jarabe de arce o sirope de arce, dulce fabricado a partir de la savia del arce azucarero, (Acer saccharum), como también de otras especies de arce.
 
Manzanas
 
ALIMENTO PARA LOS ANIMALES DOMÉSTICOS. Des del inicio del Neolítico, los animales domésticos han sido vitales para nuestra alimentación y también para producir gran parte del trabajo mecánico que nuestra civilización requería, al menos hasta que nos llegó la revolución industrial. Lógicamente, el buen estado de nuestros animales domésticos dependía de una buena alimentación, en parte producida directamente desde los árboles: las bellotas de la carrasca (Quercus rotundifolia) para la alimentación de los cerdos es un buen ejemplo. Muchos de los desmoches de chopos (Populus sp), fresnos (Fraxinus sp) y castaños (Castanea sativa) se realizaban para producir ramas con hojas tiernas para el ganado. Un ejemplo totalmente atípico es la dependencia alimenticia de las mariposas de la seda (Bombyx mori) con las hojas de la morera (Morus alba).
 
MATERIAS PRIMAS. El ser humano necesitó des de el principio las materias primas que nos suministraban los árboles. Hubo civilizaciones o imperios que perdieron guerras o incluso desaparecieron por culpa de la devastación de sus bosques. Estas son las principales materias primas que se obtienen de los árboles:
Madera. Ninguna tecnología ha superado las prestaciones de esta valiosísima y utilizadísima materia prima. Con ella se han construido viviendas, puentes, murallas, vehículos, herramientas, muebles, postes, armas, cajas, papel, cartón,  instrumentos musicales, esculturas, etc.
Fibras. De las hojas de algunas palmeras se construyen los tejados de muchas viviendas de tribus indígenas, y por ejemplo, de la rafia (Raphia sp), otra palmera, se extraen fibras para confección de ropa, tapices y elementos decorativos. Diversos árboles producen cortezas fibrosas de las que se pueden fabricar cuerdas. De los cocos, el fruto del cocotero (Cocos nucifera), tambien se extraen fibras.
Tierra de castaño. La tierra de castaño antiguamente era el resultado de recoger tierra del bosque de castaños, en la que había cantidad de hojas y troncos ya podridos. Se utilizaba como excelente abono. Actualmente, la denominación tierra de castaño es el nombre de un producto comercial basado en la turba.
 
 
INDUSTRIA QUÍMICA. Algunos de los siguientes usos ya se conocían hace siglos, pero es durante los últimos años en que la industria química ha revolucionado la producción de infinidad de productos químicos a partir de componentes de los árboles.
 
Taninos. Los taninos son unas sustancias orgánicas que servían para convertir las pieles crudas de animales en cuero. Muchos de los taninos prevenían de cortezas de árboles, siendo los robles (Quercus sp) o los castaños (Castanea sativa), algunos de los árboles más apreciados.
Tinturas. Tanto la corteza como las hojas de los árboles se pueden transformar en tinturas naturales. Por ejemplo, las hojas y la corteza del abedul (Betula sp), producen tonos amarillo-dorados, las cáscaras de nuez (Juglans regia) y la corteza de roble toman ricos tonos de marrón y los conos de pino (Pinus sp) se transforman en una tintura rojo-amarronada.
Resinas. La resina es una secreción orgánica que producen muchas coníferas. Sirve como un recubrimiento natural de defensa contra insectos u organismos patógenos. Es muy valorada por sus propiedades químicas y sus usos asociados, como por ejemplo la producción de barnices, adhesivos y aditivos alimenticios.
Trementina. La trementina es un jugo casi líquido, pegajoso, odorífero y de sabor picante, que fluye de alguna coníferas. Se emplea principalmente como disolvente en la industria de pinturas y barnices.
Caucho. El caucho es un polímero elástico, que surge como una emulsión lechosa (conocida como látex) en la savia de varias plantas, pero que también puede ser producido sintéticamente. La principal fuente comercial de látex son las euforbiáceas, del género Hevea, y especialmente del árbol del caucho (Hevea brasiliensis).
Insecticida. El árbol del cielo (Ailanthus altissima), por ejemplo, se ha utilizado históricamente como insecticida, gracias a la presencia de la cuasina. Por su carácter inocuo ha favorecido su uso en muchos países europeos, donde se comercializa.
 
MEDICINA. Aunque en la actualidad la industria farmacéutica se nutre de procesos químicos para obtener las medicinas, históricamente siempre se ha utilizado diversas partes de los árboles para la medicina tradicional. Los ejemplos son casi infinitos. Quizás el más conocido de todos es el de la aspirina, la cual se fabricó por primera vez a mediados del siglo XIX a partir de la salicina de los sauces.
Sauce (Salix alba).
 
JARDINERÍA. Actualmente es muy importante la producción de árboles para su plantación en jardines, plazas y calles. Si bien el objetivo tradicional era el de la ornamentación y el paisajismo, ya hace bastantes años en que los valores ecosistémicos y beneficios que nos dan los árboles (reducción de la contaminación, del ruido, de la temperatura, proveedores de sombra, aumento diversidad animal, etc.) han pasado a ser su principal función.
 
Árboles en contenedor en un vivero.

¿Estás interesado en la naturaleza?

¿Quieres conocer más sobre los árboles en el medio urbano?

¡Este libro es para ti!